You are here

Viladecans: Red de innovación educativa

Edited on

21 March 2018
Read time: 3 minutes

La historia de una red comprometida en impulsar la renovación de la educación en la ciudad mediante la participación de todos los agentes relevantes.

Resumen

La Educación es un tema en la agenda de la mayoría de los países europeos y una de las prioridades de la Estrategia Europa 2020. Los cambios provocados por un mundo globalizado y cada vez más técnico hacen que nos preguntemos cómo las nuevas escuelas y los nuevos procesos de aprendizaje deberían preparar a futuros profesionales y ciudadanos.

Desde 2013, este proyecto de Viladecans tiene como objetivo mejorar el progreso educativo de la ciudad estimulando la innovación y la creatividad en las escuelas. Todo ello mediante la promoción de proyectos de TIC –Tecnologías de la Información y la Comunicación- y la colaboración entre los diferentes actores locales. Así, la buena práctica catalana reúne a la administración pública, centros educativos, profesionales, familias y empresas para fomentar la renovación de la educación. La colaboración entre las partes interesadas de la sociedad civil y el sector socioeconómico está destinada a desarrollar proyectos innovadores que permitan el desarrollo de nuevas estrategias educativas.

Uno de los principales cambios que ha logrado la red es la renovación de los dispositivos tecnológicos en las escuelas y su mejor uso por parte de docentes, estudiantes y en las familias.

¿Qué solución aporta la Good Practice?

Ha facilitado un espacio de colaboración que sirvió de palanca para la renovación de la educación en Viladecans. La colaboración entre la administración pública, los centros educativos, las familias y las empresas ha permitido una serie de proyectos y sinergias que han permitido una evolución significativa de la educación en Viladecans y su actualización para satisfacer las necesidades educativas del siglo XXI.

Desde el punto de vista tecnológico, la red lleva a cabo varios proyectos para garantizar que las escuelas, los profesores y los estudiantes de Viladecans cuenten con los dispositivos y habilidades digitales necesarios.

Además, las escuelas son abiertas y permeables a los interesados ​​locales y territoriales, lo que garantiza una educación que tenga en cuenta la realidad y las necesidades locales, pero también contribuye a la inclusión social y la construcción de la comunidad.

La colaboración escuela-empresa es un tema importante. Varios proyectos tienen como objetivo preparar la futura integración de los estudiantes en el mercado laboral. Un ejemplo es un acuerdo de colaboración entre empresas, escuelas y el ayuntamiento donde, en su investigación, los estudiantes de último año de la escuela secundaria superior o de formación profesional abordan problemas de trabajo y problemas sugeridos por las empresas locales. Ambas partes trabajan en colaboración permanente durante todo el proceso.

Otra línea de trabajo interesante es la Educación Emocional. El EIN participa en un proyecto liderado por la Universidad de Barcelona y se imparte formación específica a los docentes en este campo.

El enfoque sostenible e integrado

Las escuelas deben adaptarse a nuevos objetivos, métodos, espacios e incluso estructuras organizativas. Estos cambios necesarios no pueden caer bajo la responsabilidad de los directores. Las directrices administrativas por sí solas tampoco serán eficaces, ya que tienden a mantenerse bastante alejadas de las realidades cotidianas de las escuelas.

Si queremos que estos cambios sean efectivos y exitosos, deben tener en cuenta las voces de todas las partes interesadas relevantes.

Debe garantizarse que la renovación de las escuelas, y por lo tanto de la educación, tenga en cuenta la realidad local y las partes interesadas locales. Por lo tanto, entendemos que un enfoque integrado y participativo es la mejor manera de asegurar una renovación exitosa.

Este proyecto local promueve y asegura la participación de todas las partes interesadas relevantes en la planificación e implementación de proyectos innovadores que harán posible la renovación.

La participación activa de todos los interesados ​​ha sido un elemento clave para el éxito de la red: no solo los docentes y los estudiantes, sino que todos somos responsables en lo que respecta a la educación.

El enfoque participativo

El proyecto de innovación educativa de Viladecans es en sí mismo un enfoque participativo, ya que reúne a diferentes partes interesadas para trabajar conjuntamente y fomentar proyectos innovadores que ayuden a mejorar el éxito educativo en el municipio.

En octubre de 2013, la ciudad organizó una primera sesión abierta para presentar la red e invitar a todas las partes interesadas a tomar parte activa.

En noviembre de 2014, se organizó una sesión abierta en la que se invitó a docentes, administración pública, familias y empresas a elaborar una hoja de ruta de actividades de la red para los años siguientes. El resultado de esta sesión de trabajo fue un plan de 10 proyectos cuyos proyectos se han implementado, y para algunos se siguen ejecutando, durante este período de tres años.

Además, la implementación de la mayor parte del proyecto EIN se compone actualmente de un total de 850 miembros (escuelas primarias y secundarias, profesionales de la educación, familias y empresas). Cabe destacar que la mayoría de los proyectos de red requieren la colaboración de partes interesadas de diferentes sectores. Todas las escuelas primarias y secundarias de la ciudad participan voluntariamente en más de un proyecto de los 10 proyectos de red activos. En conclusión, la red generó una aceptación positiva y tuvo un impacto importante en la ciudad.

¿Qué aporta nuevo?

Las actividades impulsaron un cambio real en la escena educativa de la ciudad:

• Renovación tecnológica: la implementación del Plan para la Introducción de Tecnologías de Aprendizaje y Conocimiento ha resultado en un aumento de la proporción de dispositivos electrónicos por alumno en las escuelas afectadas por el plan (prevé la implementación en 4 escuelas / año, hasta que todas las escuelas están equipados). En las escuelas en las que se implementó hasta ahora, la proporción pasó de un dispositivo electrónico por cada diez estudiantes, a un dispositivo electrónico por cada cuatro.

• Mejora de las habilidades digitales de maestros, estudiantes y familias.

• Las horas de capacitación específicas para docentes se han duplicado (principalmente para el uso de dispositivos nuevos y educación emocional).

• La participación empresarial en el escenario educativo de la ciudad pasó de ser casi inexistente a la participación de cerca de una treintena de empresas en actividades relacionadas con la educación.

• En cuanto a las familias, la red favorece la inclusión tecnológica. Las familias reciben capacitación sobre las nuevas herramientas que usan sus hijos en la escuela, para que puedan apoyarlas. Una mayor participación y la asimilación de las redes sociales como un elemento de comunicación entre los socios también es notable.

Actualmente son ocho las asociaciones de padres usan aplicaciones para mantenerse en contacto. Desde su creación en 2013, el EIN ha facilitado un espacio de colaboración entre la administración pública, las escuelas, las empresas y las familias que posibilitó la renovación de la educación en Viladecans.

¿Por qué debería ser adoptada por otras ciudades europeas?

Primero, la educación es siempre una cuestión clave y sensible, además de ser una prioridad de la Estrategia Europa 2020. La educación es ahora un tema candente ya que existe un debate general sobre la necesidad de actualizar y adaptar los métodos de aprendizaje y enseñanza a las necesidades del siglo XXI.

A nivel de la Unión Europea, también se destaca la necesidad de comprender las necesidades de los empleadores, de modo que los estudiantes puedan formarse en consecuencia e ingresar al mercado laboral con las habilidades específicas que se requieren. La colaboración empresa-escuela garantiza la comunicación desde la educación temprana en. Además, permite a los estudiantes comunicarse e interactuar con el mundo real de los negocios.

Los métodos de trabajo le permiten a la ciudad un papel activo en la educación y aseguran que la educación esté bien arraigada en el territorio y la comunidad. Las ciudades españolas no tienen competencia en la educación obligatoria (primaria y secundaria), esta responsabilidad pertenece al gobierno regional. Sin embargo, esta red permite que el ayuntamiento de Viladecans participe en el proceso educativo de sus ciudadanos.

Este proyecto también crea conciencia sobre el impacto que las diferentes partes interesadas pueden tener en la mejora de la educación. Es una práctica en la que todos los interesados ​​se benefician.

 

Contacto

Gisela Navarro, Councillor Education, Health and Consumption

Sitio web

Documento relevante: 472_Vildecans_Gpsummary.pdf [26/06/2017]

Comments

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.